DE LA CAFFARELLA A LA VÍA APIA ANTIGUA EN BICI

El Parco Regionale dell’Appia Antica es el más grande de Roma. Se desarrolla a lo largo del comienzo de esta importante vía consular romana, comprendiendo también el valle del Almone, río sagrado a los Antiguos Romanos. La Caffarella corresponde al área del Parque que penetra en el centro de la ciudad.

Tanto para los ciclistas expertos como para los aficionados, la visita en bicicleta representa una experiencia única y memorable. Esto gracias a la doble alma del Parque: área natural, donde la auténtica campaña romana alberga una gran variedad vegetal y animal (especialmente pájaros, visibles desde el observatorio de aves), y zona arqueológica, con numerosos monumentos y restos de diferentes épocas, distribuidos a lo largo de la via Apia Antigua y en el interior del valle del Almone.

Empezando por la Casa del Parco (Casale Vigna Cardinali) se sugiere pasar el río a la altura de la granja llamada Vaccareccia, finca renacentista con torre medieval anexa. Superado el puente, después de cien metros se llegará a una encrucijada: a la izquierda se irá hacia el llamado Ninfeo di Egeria, mientras que a la derecha se llegará al cenotafio llamado erróneamente Sepolcro di Annia Regilla (o incluso Tempio del dio Redicolo, abierto el sábado y el domingo).

Luego, girando a la derecha y superando el cenotafio, después de aproximadamente un kilómetro se estará delante de la verja que marca la salida de la Caffarella. Después de un breve tramo, ya no de tierra sino asfaltado, se llegará a la vía Apia Antigua, a la altura de la iglesia de S. Maria in Palmis, llamada también del Domine Quo Vadis.

Continuando por la vía Apia Antigua hacia el centro de Roma, encontraremos a la izquierda primero un punto de información del Parque, luego la Cartiera Latina (ex fábrica de papel, hoy con oficinas anexas del Ente Parque); continuando, superados los pasos elevados, se llegará a la Porta San Sebastiano, donde se encuentra el Museo delle Mura (entrada libre de 9 a 14, cerrado los lunes).

En cambio, si se quiere ir al otro lado, alejándose del centro de Roma, pero quedándose en la vía consular, nótese que frente a la iglesia del Domine Quo Vadis se encuentra una entrada a las Catacombe di San Callisto (visita 8 €, cerradas los miércoles y todo el mes de febrero): aunque no se quiera bajar a las catacumbas pagando por la visita guiada, es mejor subir al sendero interior que lleva a las catacumbas que afrontar el primer tramo de la vía Apia Antigua, estrecho y todavía muy congestionado. Introduciéndose y siguiendo adelante se volverá finalmente a la vía Apia y enseguida a la derecha se encontrarán las Catacumbe di San Sebastiano (entrada con visita 8 €, cerradas los domingos y todo el mes de diciembre). Superándolas, luego se podrán admirar unos de los monumentos más antiguos y imponentes: el Circo di Massenzio, con restos anexos de la villa y el Mausoleo de Romolo (entrada libre, cerrados los lunes), y la Tomba di Cecilia Metella (entrada 6 €; cerrada los lunes).

Si se quiere visitar los monumentos arqueológicos recordamos que pidan las cadenas para asegurar las bicicletas.

Se recomienda llevar las bicicletas a la Casa del Parco antes del anochecer.
¡Buen paseo en bici, buena visita y buen entretenimiento!

Total Page Visits: 168 - Today Page Visits: 3